viernes, 12 de diciembre de 2008

LA ESPECIE HUMANA

Aquí se les acerca de una forma sencilla y diáfana a la teoría de la evolución de las especies de Charles Darwin. Aprenderán de dónde venimos y por qué somos como somos.

Charles Darwin publicó su obra “El origen de las especies” en 1859. Partiendo de sus detalladas observaciones de las distintas especies animales, Darwin elaboró una visión del desarrollo de los seres humanos y de los animales muy distinta de las mantenidas hasta entonces.
Darwin aspiraba a encontrar una continuidad de desarrollo entre los animales y los seres humanos. Según él, nuestras características humanas emergieron de un proceso de cambio biológico que se remonta a los orígenes de la vida en la Tierra. Puso en acción una de las teorías más debatidas y más persuasivas de la ciencia moderna: la teoría de la evolución.

  • Evolución:

Según Darwin, el desarrollo de la especie humana se produjo como resultado de un proceso aleatorio. La teoría evolucionista concibe el desarrollo de las especies animales y humana como desprovisto de intencionalidad. La evolución es resultado de la selección natural. Todos los seres orgánicos necesitan alimentos y otros recursos, tales como protección frente a las inclemencias del tiempo, pero no existen suficientes recursos para mantener a todos los tipos de animales que existen. Los mejor adaptados al medio sobreviven, mientras que otros perecen. Algunos animales poseen ventaja sobre otros menos dotados. Viven más tiempo y son capaces de procrear, transmitiendo sus cualidades a las generaciones siguientes.
Existe un proceso continuo de la selección natural debido al mecanismo biológico de la mutación. Una mutación es un cambio genético que altera las características de algunos individuos de una especie. La mayor parte de las mutaciones son o bien perjudiciales o bien inútiles. Sin embargo, algunas proporcionan al animal una ventaja competitiva sobre los demás. Este proceso explica tanto los cambios menores dentro de una especie como los grandes cambios que llevan a la desaparición de especies enteras.
Aunque la teoría de la adaptación ha sufrido modificaciones desde la época de Darwin, lo esencial sigue siendo ampliamente aceptado.

  • Seres humanos y simios:


Hoy en día esta admitido que la vida tuvo su origen en los océanos. Hace unos cuatrocientos millones de años aparecieron las primeras criaturas terrestres. Algunas de ellas se convirtieron en grandes reptiles y fueron más tarde desplazadas por los mamíferos. Los mamíferos son criaturas de sangre caliente que se reproducen mediante intercambio sexual. Son inteligentes y hábiles. Los mamíferos tienen una mayor capacidad de aprendizaje por medio de la experiencia que otros animales y esta capacidad ha alcanzado su máximo desarrollo en la especie humana. Los seres humanos pertenecen a un grupo de mamíferos superiores, los primates.
Nuestros parientes más cercanos son el chimpancé, el gorila y el orangután. Los antepasados de os seres humanos fueron primates que caminaban en posición erguida y que tenían un tamaño aproximado al de los actuales pigmeos. El desarrollo cultural precedió y probablemente conformó la evolución de las especies humanas. Es prácticamente seguro que el empleo de herramientas y el desarrollo de formas de comunicación, junto con la formación de comunidades sociales, desempeñó un papel central en el proceso evolutivo.Debido a las líneas paralelas del desarrollo, la especie humana y otros primates comparten una serie de características. La estructura física es similar en casi todos los aspectos a la de los monos. Los monos tienden a vivir en grupos sociales y poseen cerebros proporcionalmente grandes al tamaño del cuerpo. Asimismo, atraviesan por un período en el que las crías dependen de los adultos. Sin embargo, los seres humanos tienen posición erguida, mientras que los monos están encorvados. El pie humano es diferente a la mano, mientras que en la mayor parte de los monos ambos se asemejan. Además, el periodo de dependencia infantil es mayor entre los seres humanos que entre los animales.

Ésta es la peculiar interpretación que la serie The Simpsons da de la evolución de las especies. Pese a estar en clave de humor, lo que muestran las imágenes se aproxima bastante a lo postulado por Darwin.


video

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada