viernes, 12 de diciembre de 2008

TEORÍAS MÁS RECIENTES

En entradas anteriores os mostamos cómo nacio la sociología. Hoy os ofreceremos las teorías sociológicas más recientes. Os mostaremos, por lo tanto, como los sociólogos han resuelto en las últimas décadas los interrogantes que esta disciplina lanza.

El FUNCIONALISMO

Sostiene que la sociedad es un sistema complejo cuyas diversas partes funcionan conjuntamente para generar estabilidad y solidaridad. Según este enfoque, la sociología tiene que investigar la relación entre cada uno de los componentes de la sociedad y la que se da con el conjunto de ésta. Los funcionalistas han recurrido a una analogía orgánica para comparar el funcionamiento de la sociedad con el de un organismo vivo. Señalan que las partes de la sociedad funcionan al unísono, al igual que lo hacen las del cuerpo humano, en beneficio del conjunto.
El funcionalismo recalca la importancia del consenso moral para el mantenimiento del orden. El consenso moral se da cuando la mayoría de las personas de una sociedad comparten los mismos valores. Para estos autores, una sociedad está en su estado normal cuando hay orden y equilibrio; consenso moral entre los miembros de tal sociedad.
En los últimos años, la aceptación de las teorías funcionalistas ha comenzado a verse mermada, a medida que se revelan sus limitaciones. Se suele criticar que hacen excesivo hincapié en los factores que conducen a la cohesión social. Centrarse en la estabilidad y el orden supone minimizar las divisiones o desigualdades sociales.

LAS PERSPECTIVAS QUE SE BASAN EN EL CONFLICTO

Estos teóricos señalan la importancia que tienen las estructuras dentro de la sociedad. También proponen un modelo global para explicar su funcionamiento. Sin embargo, rechazan la importancia que atribuye el funcionalismo al consenso. Por el contrario, hacen hincapié en la importancia social de las divisiones. Según ellos, la sociedad se compone de grupos diferentes que persiguen sus propios intereses. Examinan las tensiones sociales entre los grupos dominantes y los desfavorecidos y pretenden comprender cómo se establecen y perpetúan las relaciones de control.

LAS PERSPECTIVAS QUE SE BASAN EN LA ACCIÓN SOCIAL

Prestan mayor atención a la acción y a la interacción de los miembros de la sociedad a la hora de formar estructuras. El papel de la sociología es captar el significado de la acción y la interacción sociales y no el de explicar fuerzas externas al individuo. Se centran en el comportamiento de los actores individuales o en cómo se relacionan éstos entre sí y con la sociedad.

EL INTERACCIONISMO SIMBÓLICO

Surge de la preocupación por el lenguaje y el significado. Mead sostiene que es el lenguaje lo que nos hace seres autoconscientes. El elemento clave en el proceso es el símbolo, que es algo que representa otra cosa. La palabra “cuchara” es el símbolo que utilizamos para describir el utensilio que nos sirve para tomar sopa. Mead indica que nos valemos de unos símbolos y una complicidad en nuestras interacciones con los demás. Casi todas sus interacciones conllevan un intercambio de símbolos.
El interaccionismo simbólico dirige su atención a la interacción interpersonal y a cómo se utilizan para dar sentido a lo que otros dicen. Los sociólogos influidos por este enfoque se centran en la interacción cara a cara que tiene lugar en la vida cotidiana.Aunque puede darnos muchas ideas sobre la naturaleza de nuestras acciones, se le ha criticado por prescindir de cuestiones de más envergadura, como son el poder y la estructura dentro de la sociedad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada