viernes, 12 de diciembre de 2008

OTROS CONCEPTOS DE INTERÉS

A continuación os ofrecemos una serie de temas habituales en las conversaciones cotidianas y en las discusiones sociológicas. Estos temas son realmente interesantes de conocer, pues forman parte de nuestra cotidianidad y dominarlos nos dará una gran perspectiva.

Instintos
La mayor parte de los biólogos y los sociólogos comparten que los seres humanos no tienen instintos. Un instinto es un modo complejo de comportamiento determinado genéticamente. Sin embargo, los hombres tienen actos reflejos, que no deben ser confundidos con los instintos.
Los seres humanos poseen además una serie de necesidades biológicas. Nuestra necesidad de alimento, bebida y sexo poseen una base biológica. Pero el modo en que estas necesidades se satisfacen varían enormemente entre las distintas culturas.
Sin embargo, los seres humanos son capaces de dominar sus necesidades biológicas por una serie de medios que no parecen tener paralelo entre los animales. Los místicos religiosos son capaces de ayunar durante largos periodos de tiempo y algunos individuos eligen permanecer solteros durante la totalidad de su vida.

Diversidad Cultural

La diversidad cultural humana es asombrosa. Los valores y las normas de comportamiento varían enormemente de una cultura a otra y a menudo contrastan notablemente con lo que los habitantes occidentales consideran normal. Por ejemplo, en la cultura China se estrangulaba a las niñas por considerarlas un lastre más que una ventaja. Las sociedades pequeñas tienden a ser culturalmente uniformes, mientras que las sociedades industrializadas son culturalmente diversas e incluyen subculturas distintas.

Identidad Cultural y etnocentrismo

Toda cultura tiene sus propios modelos de comportamiento. Una cultura ha de estudiarse a partir de sus propios significados y valores. Los sociólogos se esfuerzan por eludir el etnocentrismo, el cual consiste en juzgar otras culturas con los criterios propios. Aquellos que provienen de una cultura encuentran dificultad a la hora de aceptar las ideas o el comportamiento de los habitantes de otras culturas. En sociología, tenemos que asegurarnos de que nos deshacemos de nuestros antifaces culturales para así poder ver los modos de vida de otros pueblos sin prejuicios.

Universales culturales

Dentro de la diversidad del comportamiento cultural humano existen ciertos rasgos comunes. Cuando éstos se encuentran en todas las sociedades reciben el nombre de universales culturales. No existe ninguna cultura conocida sin lengua gramaticalmente compleja. Todas las culturas poseen alguna forma reconocible de sistema familiar. La institución del matrimonio es un universal cultural, así como también lo son los rituales religiosos y los derechos de propiedad.

Lenguaje
La posesión del lenguaje es uno de los atributos culturales humanos más distintivos, común a todas las culturas. Los animales se pueden comunicar entre sí, pero ninguna especie animal posee un lenguaje desarrollado.

Habla y escritura

Todas las sociedades utilizan el habla como vehículo del lenguaje. Sin embargo, existen otros modos de transmitir el lenguaje; sobre todo, la escritura. Su invención marcó un cambio radican en la historia del hombre. La escritura comenzó siendo un medio de almacenar información, íntimamente ligado a los requisitos administrativos. Una sociedad que posee escritura puede situarse a sí misma en el tiempo y el espacio. Además, es posible almacenar los documentos que dan cuenta del pasado, así como reunir informaciones sobre los hechos y las actividades del presente.
La escritura no es simplemente la plasmación del habla en papel. Constituye un fenómeno de interés por sí mismo. Los documentos o textos escritos poseen cualidades en parte distintas a la palabra hablada. Las ideas y las experiencias se pueden transmitir de una generación a otra en culturas sin escritura, pero sólo si se repiten con regularidad y se transmiten oralmente. Por otro lado, los textos pueden perduran durante miles de años, y a través de ellos el pasado puede llegar hasta nosotros.

Semiótica y cultura material

Los símbolos que utilizan el habla y la escritura constituyen la vía principal por la que se construyen los significados culturales, pero no son la única. Tanto los objetos materiales como los distintos aspectos del comportamiento pueden emplearse para generar significados. Los estilos de vestir, por ejemplo, ayudan a marcar diferencias entre sexos.El análisis de los sistemas semióticos –significados culturales no verbales- abre un campo fascinante para la sociología. Por ejemplo, los edificios de las ciudades no son simplemente lugares en los que la gente vive y trabaja. En las ciudades tradicionales el templo estaba situado en terreno elevado para simbolizar su influencia todopoderosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada